martes, 19 de febrero de 2013

ORDENES IMPERIALES ETÍOPES CREADAS POR EL CONSEJO DE LA CORONA.

Por el Dr. D. José María de Montells y Galán, Heraldo Mayor de esta Casa Troncal.

Como lo prometido es deuda, aquí van las últimas caballerías imperiales, que completan, a mi juicio, una panorámica sobre las instituciones caballerescas etíopes. No incluyo las órdenes de Santa María de Sión ni la Salomónica del Mérito, por no estar reconocidas por el Consejo de la Corona. Tampoco he añadido nada sobre la Orden de San Antonio, de la que ya escribí en 2010, en este mismo blog, con el título de La Orden de los Caballeros del Preste Juan.
ORDEN DEL EMPERADOR HAILE SELASSIE I.
El Consejo de la Corona, con la anuencia del Emperador en el exilio, Amha Selassie I, (el Príncipe Heredero Asfa Wossen) estableció la Orden del Emperador Haile Selassie I, para conmemorar cumplidamente  el centenario del nacimiento de Su Majestad Imperial, ocurrido el 23 de julio 1992. Fue concebida para recompensar el mérito panafricano y ha sido concedida preferentemente a reyes y jefes de estado de ese continente. También a algunos mandatarios caribeños o personalidades como el reconocido cantante jamaicano, Bob Marley, adalid del rastafarismo, quien la recibió a título póstumo, junto con el título de Bitwoded o Conde.
Cran Cruz de la Orden.
Su insignia es una cruz potenzada de esmalte blanco, angulada de cuatro leones etíopes dorados, cargado de un círculo central de gules, con la efigie del emperador titular en sus esmaltes naturales. La banda es azul celeste con un borde tricolor de verde, amarillo y rojo.
Se confiere en la categoría de Gran Cruz, aunque en ocasiones se otorga con el Gran Collar.
Cruz de la Orden.


 ORDEN DEL LEÓN DE ETIOPÍA.  
La caballería del León tiene su origen en la Orden de Menelik II y fue fundada en Marzo de 1966 por el propio Amha Selassie I, de acuerdo con el Consejo de la Corona, para conmemorar debidamente la Victoria de Adua sobre los italianos. Se otorga en cinco grados, Caballero, Oficial, Comendador, Gran Oficial y Gran Cruz. Se discierne para premiar servicios meritorios al Consejo de la Corona Imperial y está regida por el Príncipe Ermías Sahle-Selassie que ejerce su Gran Maestrazgo, como presidente del referido Consejo.
Nacido el 14 de junio 1960 en Addis Abeba, Su Alteza Imperial el Príncipe Ermias Sahle-Selassie es el único hijo del difunto príncipe Sahle Selassie y de la princesa Mahisente Habte Mariam. El príncipe Sahle-Selassie era el hijo menor de Su Majestad Imperial  Haile Selassie I y la Emperatriz Menen de Etiopía. Es, por tanto, nieto del Emperador.  
Orden del León de Etiopía.
Educado en Etiopía, Gran Bretaña y Estados Unidos, es licenciado universitario en Ciencias Sociales, especializado en Economía, por la Universidad de California, en EEUU. Entre 1983 y 1985, continuó sus estudios en la Escuela Fletcher, de Derecho y Diplomacia. 
Casado en primeras nupcias con Gelila Fiseha, hija del Presidente del Tribunal Supremo Imperial, tuvo descendencia en sus hijos gemelos, los Príncipes Sahle Selassie (Cristian) y Fisseha Zión (Rufael). Divorciado, volvió a casar en marzo de 2011, con la Princesa Saba Kebede.
Su Alteza Imperial ha participado activamente en el desarrollo e institucionalización de los principios democráticos y las teorías de la economía de mercado en África. Es vocal de la comunidad de expatriados etíopes en los Estados Unidos y sigue activamente todas las cuestiones relacionadas con el Cuerno de África.
En 1993, el príncipe Ermias  fue nombrado por el Emperador Amha Selassie I, Presidente del Consejo de la Corona, organismo encargado de la custodia de la Corona durante la sucesión y los interregnos, y que, durante el reinado de un emperador, actúa como su principal consejo asesor.  Como Presidente de dicho organismo, ha creado la Medalla del Centenario de Adua, para conmemorar la histórica victoria de Menelik II, que ha sido otorgada a casi todos los monarcas africanos, y la Medalla del León, sin asociación alguna con la Orden del León, que se otorga libremente por Su Alteza por servicios prestados a su persona.  
Príncipe Ermias Sahle-Selassie.
Desde su nombramiento, el Príncipe se ha reunido con una decena de Jefes de Estado para promover el desarrollo y el bienestar de su país. Es también patrono del Fondo Haile Selassie para los niños necesitados que patrocina becas para estudiantes y de las Fundación San Jorge de Lalibela.
En 1998, informó en dos ocasiones al Congreso de Estados Unidos, sobre las perspectivas de paz en el Cuerno de África. El 14 de octubre de 1998, presidió una sesión informativa especial en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado los EE.UU.
SAI está en posesión de numerosos premios, amén de ejercer como Gran Maestre de las ordenes imperiales, es Gran Collar de la Divisa de la Antigua Caballería y Devoción de San Miguel el Milagroso, Gran Cruz de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén, de la Orden del León de Ruanda y Caballero Honorario de esta Casa Troncal de los Doce Linajes de Soria, entre otras muchas distinciones.
El Prícipe Ermias Sahle-Selassie  y  su esposa la Princesa Saba Kebede.
El Príncipe Ermias habla amárico, inglés y alemán. Desde muy joven, su vida ha estado consagrada a dar a conocer su país al resto del mundo, ayudar a la diáspora etíope y promover  el proceso de restauración de una monarquía constitucional, que devuelva a Etiopía al camino de la tradición y la democracia. La Orden se ha conferido principalmente a personalidades de Oriente Medio, África y el Caribe, por ser la única orden imperial que no tiene un simbolismo religioso. La presea es un círculo, cargado del León de Judá, circundado de múltiples rayos de sol. Curioso resulta que el dicho León aparece a la siniestra por simbolizar la adversidad en la que se ha visto sumida la Patria con la sangrienta revolución que derrocó al Emperador. La banda es salmón oscuro con su centro cargado de los colores nacionales etíopes. La famosa fábrica inglesa Spink ha fabricado ejemplares de esta insignia.